Muchos creemos que la deshidratación es por exceso de sol y calor, pero sabías que el invierno también la provoca.

Un motivo es por que el frío altera nuestra sensación de sed ya que  nuestro cerebro se concentra en mantener la temperatura de nuestro cuerpo.

Entonces, para que la resequedad no se convierta en deshidratación y afecte nuestra piel, es importante que sigas los siguientes tips:

Toma Agua: Debes procurar tomar abundate agua durante el día aunque no tengas sed y también si estás utilizando ropa que te hace sudar.

No tomes mucho té o café: En tiempos de invierno, nos encanta tomar bebidas calientitas para mantener nuestra temperatura, pero lo que es el café y el té con cafeína, actúan como diuréticos que contribuyen a la deshidratación de la piel.

Consume frutas y verduras altas en agua: El melón, la toronja, el pepino, el apio, la sandía, la lechuga o el brócoli son alimentos ricos en agua, que te ayudarán a estar hidratado y tener una piel sana.

Utiliza abundate crema para la piel y bálzamo para  labios: Es súper importante mantener nuestra piel hidratada durante el día, por que los cambios climáticos la afectan demasiado, por ello te recomendamos que utilices crema para tu rostro, manos y labios, así evitarás sentirla reseca y deshidratada.

Ahora solo depende de ti que no sufras de tener una piel estirada y deshidratada, sigue estos tips que Cassiel tiene para ti y mantén tu piel sana e hidratada.

¡Pregunta por nuestras cremas naturales que te ayudarán a nutrir tu rostro dejándolo bello y fresco!.