En la terapia de Reiki, un terapeuta  ‘canaliza’ energía universal y la dirige hacia otra persona, con la intención de promover sanación y armonizar el cuerpo, mente y el espíritu, creando una persona sana y equilibrada.

Sanar no es solamente la desaparición de un síntoma, sino la resolución de las causas de la enfermedad, es un todo un proceso de transformación personal. Esta terapia te ayuda a estar en armonía contigo mismo y tu entorno, liberando la energía bloqueada de nuestro organismo.. Por lo cuál, si estas en armonía, no sufres de estrés, no padeces enfermedades, no tiene problemas con tus relaciones etc.

Los terapeutas de Reiki colocan las manos en distintas áreas del cuerpo, sobre la persona que recibe el tratamiento y esto despeja el flujo del KI de quien recibe, produciendo una profunda relajación que restaura el balance perdido. Todo el cuerpo del practicante emite energía, que permite canalizar la energía para sanar tanto problemas físicos, como emocionales.

En Cassiel contamos con terapias de Reiki para la sanación emocional y física.

¡Pregunta por nuestras terapias!.