Sabías que la energía de los minerales se puede canalizar y utilizar para nuestro beneficio.

Al momento de adquirir un mineral, es importante hacer el proceso de limpieza, ya que cuenta con toda la energía de alrededor, por ello es importante limpiarlo y dejar que esté conectado solo con tu energía.

Una vez que hayas limpiado el mineral y esté en tus manos, conectate con tu energía para que te ayude a limpiarte a ti y al espacio. Respira hondo y cierra los ojos para sentir mejor la conexión con tu corazón y con el mineral.

Otro aspecto importante en éste momento de conexión con el mineral es estar abierto a todo, no buscar nada en concreto sino simplemente estar receptivo, permitirte estar en el momento presente para sentir lo que está llegando y fluyendo dentro de ti, por parte del mineral.

Desde nuestro corazón, podemos pedir ayuda al mineral para aquello que necesitamos, puede ser desde (ayudar a sanar alguna enfermedad, ayuda para tomar desiciones, para equilibrarnos emocionalmente o cualquier otro tipo de necesidad, tenemos que  visualizarlo en nuestra mente junto con él mineral y al final agradecerle. Recuerda que la energía de los minerales es de gran ayuda ya que tienen grandes vibraciones del universo.

Podemos encontrar terapias de Reiki con minerales en donde se utilizan para sanar y equilibrar los chakras.