“Cerrando ciclos, abriendo caminos”

 

Se acerca el fin de un año más y que mejor que cerrar ciclos de este maravilloso año. Seguramente te ha tocado tener diferentes vivencias en este año, como crecer espiritualmente, hacer cambios en ti, haber experimentado alguna situación desagradable, ya sea en el amor, con la salud o de cualquier otro tipo. Pero es buen momento para dejar ir y cerrar este ciclo, para poder empezar con nuevas oportunidades.

 

Si has sufrido por cualquier situación que se te presentó, deja ese sentimiento y ponle fin, para que no arrastres contigo por otro año más ese sentimiento, recuerda que dejar ir es abrir la puerta a nuevas experiencias u oportunidades, la voluntad es una pieza fundamental para crear un cambio en tu vida y poder darle vuelta a la página para escribir una nueva historia.

 

Para cerrar ese ciclo, es importante que no te aferres a nada, ni a nadie, recuerda que la vida es parte del cambio, por lo que siempre encontrarás nuevas oportunidades y nuevas formas de vivir.

Debes aprender a aceptar lo que fue o no tu responsabilidad, y que papel jugaste para que las cosas sean de tal forma, esto te ayuda a que aprendas de esa experiencia vivida dándote cuenta en lo que fuiste participe.

 

Es fundamental  decir adiós, lo puedes hacer  trayendo a tu mente esa situación y de corazón y desde lo más profundo de tu ser, lo dejes ir,  sea cual sea la experiencia, al final, agradecer por eso vivido, ya que todo es un aprendizaje y  debes obtener el mayor provecho de esa experiencia y reconocer que dentro de todo lo negativo que pudiera haber sido, aportó algo a tu vida.

Recuerda que cerrando ciclos, se abren nuevos caminos y oportunidades 🙂